“SIN MIS MANOS” GANADOR DE NUESTRO PRIMER PREMIO.

collage-2016-06-27

DANI Y XOEL RECOGIENDO EL MERECIDÍSIMO PREMIO

El pasado Martes 21 de Junio ha sido especial para nosotros.

Nos tocó cambiar la rutina, una rutina que comenzamos a cambiar hace 4 años.

El Martes hemos viajado hasta Madrid para recoger el I premio del Concurso de Cortos sin barreras que organizaban la Universidad Camilo José Cela y la Fundación ONCE.

Es el premio al trabajo de profesionales, familias y sobretodo chicos/as.

Un premio a pensar diferente, a pensar en las capacidades y potencialidades de todos/as.

Hace 4 años comenzábamos una ruta ambiciosa: contar a la sociedad la realidad de los/as usuarios/as de Down Coruña, comenzábamos a trabajar con la discapacidad más grande que veíamos:

EL DESCONOCIMIENTO.

Los posibles guiones salían como churros de las reflexiones que los profesionales hacíamos conjuntamente sobre nuestro trabajo, de las sesiones en las que las voces de los chicos eran las protagonistas, de escuchar a las familias…

Y así, creamos el Dicen. Arián Quinteiro y Agnieszka Bua fueron los primeros sensibilizados, su producto llegó a sensibilizar hasta Cancún, incorporado en un proyecto fin de Carrera.

Hoy en día, presentamos nuestra Asociación con este corto.

Ese corto ya fue finalista en el I Concurso de piezas cinematográficas por la inclusión social.

Y ese fue el despegue.

A partir de ahí, el “Cuando sea mayor”, “Los padres”, “Sin mis manos” y “Ni hablar” forman nuestra breve filmografía. Apenas 5 minutos.

Miguel, Brais, Clara, Jorge, Javi, Pablo, Federico, Patricia, Adelaida, Uxío, Juan y Romero, parte de nuestra familia. De una familia de gente desinteresada que vino a ofrecer su arte de manera altruista. Que se han unido al mundo Down sin miramientos, sin condiciones, y esto, es de agradecer.

Ha ganado “SIN MIS MANOS”, nuestro primer trabajo con una productora: AINÉ y PORCO BRAVÚ.

Pero sobretodo, ha ganado una forma de entender el trabajo, de entender los derechos de las personas con Discapacidad.

Ha ganado un mensaje:

LA AYUDA, SIN SER SOLICITADA, LIMITA MÁS QUE AYUDA.

Y éste, vuelve a ser el principio de muchos y más ambiciosos sueños.

Porque nos gusta SOÑAR. Porque nos quedan muchas cosas por contar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *