¡UN FIN DE SEMANA MUY INTENSO!

Este fin de semana no hemos parado.

El sábado 21 de Octubre, nos hemos reunido cerca de 500 familiares y profesionales pertenecientes a Down Galicia en su Encuentro Anual. Fue, sin duda, una jornada muy intensa y llena de Reflexiones.

Entre todos construimos un espacio  donde  conocer algunos de los Deseos de las personas con discapacidad, la existencia de recursos que ayudan a convertirlos en Proyectos y también los Miedos (disfrazados de sobreprotección) que desarrollamos alrededor de todos ellos. Realidades todas que se entrecruzan y que constituyen el caminar del día a día en las diferentes Entidades donde  todas las partes nos encontramos para escucharnos.

El fin de esta escucha es, sin duda, apoyar lo mejor posible los proyectos vitales que persigue el familiar con discapacidad al tiempo que se intentan minimizar  y combatir los Miedos para transformarlos en Itinerarios Reales. Un camino nada fácil pero apasionante y que esperamos que, acompañado, se pueda transitar  mejor!!!

Os dejamos un enlace en donde podéis escuchar a Andy y Eva, dos personas protagonistas de sus vidas,que nos impactaron con su exposición sobre sus sentimientos y su lucha diaria por su vida. Es una reflexión que queremos compartir.

CONFIANZA 

Y el domingo 22 continuamos  participando en la carrera ENKI que celebraba su cuarta edición,  una divertidísima carrera de obstáculos que trata de dar visibilidad a las personas con discapacidad y cuyo objetivo principal es la integración.

En este gran proyecto han participado muchísimas entidades sociales animando el ambiente y entre todas ellas no podíamos faltar nosotros.

68 personas: miembros, familias y profesionales de la asociación disfrutamos de esta magnífica carrera de obstáculos en la que nos enfrentamos a retos como el laberinto de gomas que puso a prueba nuestra agilidad o la zona de cuerpo a tierra donde demostramos nuestra destreza y fuerza. No hubo obstáculo que nos parara. Pero sobre todo, disfrutamos del buen ambiente y la fiesta que se vivió durante la jornada elaborada por ENKI.

Después de vivir esta experiencia, solo nos queda una cosa en mente. El año que viene queremos ¡más y mejor!