ENCUENTRO DE FAMILIAS 2017: “QUIEN DIJO CALOR”

El pasado domingo 18 la Asociación Down Coruña ha cerrado el curso con  el “Encuentro de Familias” en la Casa de las Torres de Santa Cruz de Oleiros, una ocasión única para “encontrarnos” familias, amigos y  profesionales de otra manera; una jornada de convivencia en la que compartimos anécdotas, vivencias personales, y en definitiva, el conocernos un poquito más y mejor.

En plena ola de calor, todos juntos disfrutamos de una suculenta comida que continuamos con la agradecida “GUERRA DE AGUA” en donde chicos, profesionales y familias acabamos empapados por pistolas de agua, cubos y globos. Muy pocos se salvaron y los que lo hicieron, la próxima vez no tendrán esa suerte.

Echamos en falta a las familias que no pudieron asistir este año y a Adelaida Pittaluga que generosamente iba a compartir con nosotros parte de su trabajo artístico en el Teatro y que una lesión de última hora impidió que pudiese venir al Encuentro. ¡Un abrazo enorme y ánimo con la recuperación!

Tras cambiarnos de ropa acudimos todos al teatro. Allí nos esperaba la proyección del video “LO QUE EL OJO NO VE” en donde mostramos a los asistentes parte del trabajo que realiza su Asociación al margen de las diferentes sesiones de los programas. Demás, como es muy fácil encontrar talentos en Down Coruña, abordamos al valiente Jose R, padre de Luci y Sofía que casi sin previo aviso aceptó subir al escenario y entretenernos con un divertido Monólogo y un número musical muy, muy especial. ¡¡¡ Muchas gracias por aceptar nuestra encerrona!!

Queremos  hacer una mención especial al Ayuntamiento de Oleiros por la cesión de las instalaciones así como a la empresa Deport Ocio Sada que, de manera desinteresada, nos dejó utilizar sus Karts con los que competimos en circuitos, carreras y, como no, nos divertimos de lo lindo durante todo el día.

¡Sin duda, una gozada terminar el curso divirtiéndonos juntos!.

Felices vacaciones y ya sabéis en Julio más pero de otra manera…

CREANDO PENSAMIENTO

encuentroDentro de los “Encuentros de Familias” que organizamos todos los años, este miércoles 30 celebraremos el primero de ellos. En esta ocasión, las madres de la Asociación habéis sido citadas por carta para encontrarnos.  La idea es  crear un espacio acogedor donde compartir experiencias  y donde reflexionemos sobre pautas  de Pensamiento Positivo que podamos  trasladar a nuestras rutinas y a las de  nuestras familias.

Os esperamos.

“YO SOY…”

A partir de la Escucha que venimos haciendo en la Asociación de las vivencias en primera persona de los chicos, surgen entre los profesionales reflexiones como las que nos deja Lucía Fernández esta semana.

“YO SOY…”

Un recién nacido necesita del lugar que le da el Otro (principalmente materno) para identificarse y constituirse; El Otro da un lugar al recién nacido a través del lenguaje, a través de los significantes, quedando así el sujeto “enganchado” de algunas palabras con las que se identifica. Esto permite a cada persona el poder decir “Yo soy esto u esto otro”, pues es aquello a lo que se ha identificado.

Palabras como SD y discapacidad se presentan como marcas a las que las personas se identifican; marcas que constituyen en muchos casos el “Yo soy…”; “Yo soy una persona con SD o con discapacidad”.

Hasta hace unos años muchas personas con SD y/o discapacidad crecían sin este significante; pero con el tabú de lo no nombrado. Hoy las familias, los profesionales, la sociedad hablan de discapacidad, y el significante aparece una y otra vez.

Pero la identificación a estos significantes no está exenta de dificultades.

Cuando se crean dispositivos de escucha desde los cuales los sujetos pueden tomar distancia de sus identificaciones nos encontramos con las consecuencias de identificarse a algo que de por sí implica una dificultad, una necesidad de apoyo y ayuda.

Esto se pone de manifiesto especialmente en momentos clave del desarrollo de una persona; y muestra el lugar estragante de un significante que da al Otro un lugar privilegiado.

Como me voy a hacer mayor, distanciarme de mi familia, y quedarme solo. No tendré quién me ayude”

“Como tengo eso, el síndrome de down, no se hacer las cosas solo”

Aparece así otro significante fundamental que regula el lazo social en muchas personas con discapacidad: la ayuda.

Es decir, una persona identificada a la discapacidad, tiene además siempre a su lado a otro (u otros) que evalúan, que valoran cuanta ayuda necesita.

Así se combinan ambos significantes: “cuanta más ayuda valoren que necesito, mas discapacitado soy”.

Pienso entonces, que es importante plantearnos interrogantes que son cruciales en el trabajo como profesionales con personas con discapacidad, y con sus familias:

Partiendo de la realidad en cuanto a la necesidad de ayuda de una persona con discapacidad para poder gestionarse, para realizar pequeñas cosas del día a día, para aprender determinadas habilidades; ¿Cómo ayudar sin ser ese Otro que evalúa y que fija  más las identificaciones de las personas a las que queremos apoyar?

Y ¿Qué papel juegan entonces las instituciones que tienen como objetivo integrar y facilitar la vida de las personas con discapacidad?

Este año se ha generado un debate en torno a la definición que la RAE hace sobre el SD; y, si bien es cierto que es importante avanzar en estos aspectos; para la persona con SD hay un no saber qué hacer con este significante al que se identifica.

Lo que cada sujeto con haga con el significante “discapacidad” responde a la invención particular, a su experiencia y su historia, a la forma en la que esta palabra hizo lazo en su construcción como sujeto; y, es la escucha de esta historia particular la que permite “saber hacer” con un significante que en ocasiones paraliza.

“Normalizar” es uno de los principios que guían el trabajo con personas con discapacidad; y, si bien es cierto que esto es fundamental; es importante también atender a la individualización del sujeto; es decir, tomarlos uno por uno; para que desde la escucha de lo más particular, puedan encontrar una forma de hacer que permita que el “Yo soy…” contemple una invención más allá de la discapacidad.

III ENCUENTRO DE HERMANOS DOWN CORUÑA

20150622_193652El pasado 22 de junio hemos celebrado el III Encuentro de Hermanos. A él han asistido algunos de los chicos de los que fueron invitados a través de cartas expresamente redactadas para cada uno de ellos.

Este encuentro estaba dirigido a los herman@s menores de edad que como cada año acuden a un espacio en el que compartir experiencias, inquietudes, miedos… sobre la discapacidad intelectual y sobre la relación con su herman@.

Este año los asistentes han podido reflexionar sobre diferentes temas que les preocupaban así como disipar dudas en común y compartir los modos de vivir su proyecto de vida respetando sus propios deseos.

Ha sido un momento muy agradable para todos ellos en el que se les ha ofrecido un brindis para culminar la unión de este grupo de herman@s. Os hemos echado de menos a aquellos que no habéis podido venir y os esperamos de nuevo a todos el próximo curso.

¡¡Feliz Verano!!