REFLEXIONANDO

Desde el programa de Vida Adulta llevamos, varias sesiones, reflexionando sobre el término Adulto. Este es un concepto sobre el que volvemos muy a menudo. Surge de manera natural, en los grupos, ante la necesidad de vivir esta etapa vital del modo más consciente posible. Para ello, hemos relacionado “Adulto” con conceptos claves presentes en nuestro camino. Pero, “¿qué nos diferencia de  un adulto sin discapacidad?” es una pregunta que nos ronda frecuentemente.

Durante varias sesiones, sentimos la necesidad de pensar sobre este tema y de esta etapa surgieron dos FÓRMULAS  que nos gusta tener en cuenta en  el día a día. Las compartimos con todos vosotros:

Le hemos llamado la “Fórmula DERA” y consiste en la unión de diferentes aspectos clave presentes en la vida de una persona que vive su adultez:

Adulto=

(DECISIÓN +ESFUERZO + RESPONSABILIDAD) + APOYO

Adulto con discapacidad =

(DECISIÓN + ESFUERZO + RESPONSABILIDAD) + APOYO

Como podéis observar, la diferencia que hemos detectado la hemos encontrado en la intensidad del signo de la SUMA.

Dar nombre y claridad a esta cuestión nos sirve como guía para asentar nuestra Identidad como Adultos y como respuesta a ciertas preguntas de nuestra etapa vital que a veces nos producen inseguridad y confusión.

Y vosotros, ¿Cómo lo véis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *